Cuando iniciamos un proyecto emprendedor, una de las cosas que más nos cuesta, es definir el segmento de nuestro cliente. Solemos caer en el error de pensar que nuestro cliente es todo el mundo o que si dejamos ese segmento lo más amplio posible será mejor.

El buyer persona es una herramienta de marketing que podemos utilizar, para forzarnos a crear ese segmento lo más focalizado posible.

Por definición: el buyer persona es una representación del cliente ideal de un producto o servicio, en este caso, nuestro cliente ideal. Esta representación se construye con datos demográficos, comportamientos, conducta online, necesidades o motivaciones.

¿Cómo desarrollar tu buyer persona?

 

PASO 1: recopilar datos e información relevante de tus posibles clientes, para ello, utiliza diferentes herramientas de investigación, por ejemplo: encuestas, estudios de mercado, busca información en la red y realiza entrevistas, tanto cualitativas como cuantitativas.

Aquí te dejo algunas preguntas que te puedes hacer:

  • ¿Cuál es la información demográfica?
  • ¿Cuál es su trabajo y nivel económico?
  • ¿Cómo le gusta vestir en un día normal de trabajo? ¿Va en coche o transporte público?
  • ¿Cuáles son sus mayores necesidades del día a día?
  • ¿En qué canales o medios se informa?
  • ¿Cuál es su red social favorita?
  • ¿Qué hace en su tiempo libre?

PASO 2: recoge toda la información posible de tus clientes, para este paso, puedes ver si ya tienes información en tu base de datos, identificar clientes a los que puedes entrevistar, también pregunta si tienes a  alguna persona encargada de las ventas o tienes equipo de ventas, recurre si no tienes posibilidad de obtener información en ayuda e información externa.

¿Dónde puedes buscar a tu cliente?

  • Identifica grupos en redes sociales dónde pueda estar tu cliente.
  • Aprovecha bases de datos ya creadas para que te ayuden a llegar a ellos.
  • Identifica a tu competencia y mira quién les comenta en las redes sociales.
  • Usa tu creatividad para buscar a tu cliente.

PASO 3: analiza la información y define los puntos clave, enfoca los datos obtenidos para que puedan dar respuesta a las preguntas iniciales que formulaste en el paso 1.

En este punto si tienes tu propuesta de valor creada, con algún producto mínimo viable, también puedes mostrárselo y recibir feedback, así podrás ver si tu propuesta soluciona sus problemas.

PASO 4: construye tu Buyer persona con los datos e información obtenida, para ello te compartimos una plantilla con la que te será mucho más visual y fácil tener plasmada esta información.

La plantilla que te ponemos a continuación, es un ejemplo y la puedes adaptar según las necesidades que tengas o información que necesites.

 

 

  • Foto: si tienes una foto en concreta o sino una foto que se pueda parecer a tu cliente ideal.
  • Nombre: utiliza nombres fáciles, juan, ana, maría, pedro…
  • Edad
  • Localidad
  • Nivel de estudios
  • Sector
  • Redes Sociales: no caigas en el error de poner todas, solo las que más use.
  • Personalidad
  • Hobbies
  • Objetivos y metas
  • Pain Points: problemas que estén relacionados con tu producto o servicios.
  • Puesto de trabajo
  • Herramientas en el trabajo
  • Transporte: cómo se mueve.
José Navarro

Author José Navarro

More posts by José Navarro

Leave a Reply